lunes, 21 de abril de 2014

Daniel Arroyo en "La Quinta Pata"

El sábado 19 de abril Daniel Arroyo fue entrevistado por Yayo Hourmilougue para el programa "La Quinta Pata", que se emite por Radio Simphony. Los temas tratados fueron: la próxima presentación del libro "Prioridad Familia: repensando las políticas sociales", la situación social en el país y las políticas sociales actuales.

miércoles, 16 de abril de 2014

Daniel Arroyo en "No somos nadie"

Daniel Arroyo fue entrevistado esta mañana por Juan Pablo Varsky en el programa "No somos nadie" de Metro FM 95.1, sobre informalidad laboral.

martes, 15 de abril de 2014

Daniel Arroyo en FM Signos

Entrevista a Daniel Arroyo realizada en el programa "Bien Orientados", FM Signos, el miércoles 9 de abril de 2014. Conducen Alfredo Goijman y M.Laura Oliva.

lunes, 14 de abril de 2014

Daniel Arroyo en Radio La Once Diez

Daniel Arroyo fue entrevistado el martes 1 de abril en el programa por Damián Glanz y Santiago Dapelo, para el programa "Nadie Duerme" que se emite por Radio La Once Diez. 

“El tema de la droga se transformó en una unidad económica familiar, el pibe que engancha un laburito, cuando vuelve al barrio gana menos que el que vende droga, y una familia que pone una cocina de paco le va mejor que si tuviera una changa”, destacó el ex Ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires en diálogo con La OnceDiez/Radio de la Ciudad.


viernes, 11 de abril de 2014

Daniel Arroyo en encuentro de Argentina Transparente

Avanza el diálogo para una ley de acceso a la información pública

El martes 8 de abril, diputados de diferentes partidos políticos mantuvieron un desayuno de trabajo donde se abordó la necesidad de impulsar de manera conjunta una ley de acceso a la información pública. El encuentro fue impulsado por Argentina Transparente, organización que tiene como objetivo "promover la transparencia en las políticas públicas desde la propuesta por encima de la denuncia" y que además incluye en su agenda temas vinculados con entes reguladores y organismos de control.



Participaron de la reunión entre otros, los diputados Pablo Tonelli (PRO), Carla Carrizo (SUMA+UNEN), Ricardo Buryaile (UCR), Omar Duclos (GEN), y Pablo Javkin (COALICION CIVICA ARI - UNEN), junto a los miembros fundadores de Argentina Transparente: el ex Ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Arroyo; la Diputada Nacional (M.C.) Marta Velarde; el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral, Jorge Albertsen; Manuel Abella, Concejal de San Isidro y Enrique Cárdenas, coordinador académico de la entidad.

"Nos motivó especialmente para esta convocatoria el fallo de la Corte Suprema dictado hace dos semanas", expresó Marta Velarde, en cuanto además de obligar al Gobierno a publicar toda la información relacionada con la asignación de planes sociales, la Corte reclama al Congreso Nacional que sancione la demorada ley de acceso a la información pública.

Cabe destacar que en 2011 la Diputada Cynthia Hotton, quien impulsó el equipo de Argentina Transparente, presentó un proyecto de ley sobre el Derecho de Acceso a la Información Pública, elaborado por el Dr. Jorge Albertsen.

"El acceso a la información debe dejar de ser una bandera de la oposición para ser una bandera de todos los argentinos. Debemos agotar todas las instancias y generar un proyecto consensuado", contribuyó Omar Duclos. Por su parte, Tonelli dijo: "Veo muy conveniente la posibilidad de dictar una ley de acceso a la información pública, que sea precisa, detallada y prevea sanciones también para los funcionarios, porque sino es difícil que se cumpla".

En este mismo sentido, Daniel Arroyo aportó que "la ley debería obligar al Estado a producir sistemáticamente información que además serviría como insumo para la sociedad civil en términos de acción, para saber qué está haciendo el Estado y no trabajar sobre lo mismo. Sería un instrumento de gestión".

"Celebro el encuentro, en Argentina es fundamental generar esta ley. En el mundo son 90 países democráticos los que la han hecho. Tenemos que ir por una norma que garantice el acceso a la información pública, no es casual el fallo de la corte del Cippec, los grandes cambios en el país vienen desde afuera. Hay que consensuar entre el oficialismo y la oposición", expresó por su parte la diputada Carrizo.

Sin embargo, el diputado Buryaile mencionó que la tarea no sería sencilla: "veo difícil que el Gobierno quiera sacar un proyecto de este tipo, de ética pública. Estoy seguro que esto se va a poder tratar recién el año que viene, a partir de 2015". 

"A nivel nacional nunca hubo una ley de acceso a la información pública y por eso la impulsamos. La transparencia es un tema abstracto pero trabajamos para que sea algo concreto y para desalentar la corrupción", expresó Albertsen.

"Argentina Transparente es un espacio plural, abierto, participativo y propositivo, desde donde trabajamos en base a acciones concretas, como lo son el índice de Transparencia en Argentina y el Mapa de Transparencia Institucional, el diagnóstico y tratamiento de cuestiones institucionales, entre otros", remarcó Marta Velarde, quien también agregó que el espacio no pertenece a ningún partido político y que el compromiso es trabajar para contribuir a mejorar con la transparencia y la calidad institucional de la Argentina.

También forman parte de Argentina Transparente el Consejero de la Magistratura de la Nación, Alejandro Fargosi; el especialista en Relaciones Internacionales, escribano Eduardo Di Marco.

miércoles, 9 de abril de 2014

Daniel Arroyo en la UMSA

El próximo viernes 11 de abril, Daniel Arroyo participará en el Seminario Internacional sobre Familias: "Familias en el nuevo contexto social: Realidades, vulnerabilidades, desafíos y desarrollo", organizada en el marco de cooperación entre la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA) y la Red Iberoamericana de Trabajo con Familias. 
Daniel Arroyo dará la Conferencia Marco titulada: "La familia frente a los paradigmas sociales actuales".



  


martes, 8 de abril de 2014

Daniel Arroyo en Diario Perfil

El día sábado 5 de abril salió publicado en el Diario Perfil un artículo sobre población carcelaria en el que se incluyeron comentarios de Daniel Arroyo. 


LA REALIDAD TRAS LOS MUROS  
"Se sumaron 10 mil presos a las cárceles durante la era de Cristina Kirchner"
En su mayoría los detenidos son jóvenes, y prácticamente la mitad está en prisión pero no recibió condena. La población de las cárceles no para de crecer en la Argentina desde 2007.
Por Mariano Confalonieri
Publicado en edición impresa de Diario Perfil el 5 de abril de 2014

Desde que asumió Cristina Kirchner en 2007, la población carcelaria no ha dejado de aumentar. En los primeros cinco años de su mandato, unos 10 mil presos se sumaron a las cárceles. Actualmente hay más de 60 mil internos, en una curva que asciende y no se detiene. Los datos son oficiales: pertenecen al Sistema Nacional de Ejecución Penal del Ministerio de Justicia.

El aumento de la cantidad de personas en prisión resultó incapaz de reducir la preocupación por la inseguridad.

Durante la presidencia de Néstor Kirchner, la población carcelaria se mantuvo más o menos igual, clavada en poco más de 50 mil internos. Venía de una curva ascendente desde 1996, que se detuvo en 2003, y reflejaba el acompañamiento del deterioro económico, que excluyó a miles de personas del sistema. Con Kirchner hubo una suerte de amesetamiento, producto del crecimiento de la Argentina. Pero desde que tomó el bastón Cristina Kirchner, la tendencia cambió. Pasó de 52.457 a 62.263 presos en un lustro. También es significativo el perfil de quienes son detenidos.

Los jóvenes de entre 18 y 30 años conforman el 64% de la población carcelaria. Son, en total, más de 38 mil, es decir, más de la mitad de los que están entre los muros. Al momento de ingresar, la mayoría de ellos tenía apenas el primario completo y ningún otro estudio. A los más vulnerables, que son los que se mantienen en las cárceles, les cuesta salir: no tienen abogados que puedan mover sus expedientes. Es por eso que la mitad de los presos –incluyendo otros rangos etarios– no tienen condena.

Afuera se generan las condiciones para que más jóvenes estén en riesgo de ser arrestados. Los chicos de entre 18 y 24 años que no estudian ni trabajan, o tienen una “changuita”, son 1,5 millones. El Gobierno lanzó para proteger a esa franja etaria el plan Progresar, un subsidio de 600 pesos para incentivarlos. Sin embargo, de acuerdo con Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social bonaerense, hasta que no se combata en serio al narcotráfico ninguna política oficial será eficiente. “Hoy, a los pibes les resulta más rentable vender droga en el barrio que trabajar o estudiar”, explica en diálogo con PERFIL. Y agrega otro dato: “Es cada vez más fácil conseguir armas, por eso los asaltos son cada vez más violentos”. El delito más cometido en la provincia de Buenos Aires y el interior del país es robo agravado por el uso de armas, según los registros. El Gobierno aplica, además, otras políticas sociales que apuntan a la contención, como el programa de la asignación universal por hijo o Conectar Igualdad. No contuvieron el aumento de la cantidad de personas involucradas en delitos que terminan en la cárcel.

El titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), Abel Córdoba, explica a PERFIL que las fuerzas de seguridad ponen a los más chicos en situaciones vulnerables. "En una villa, el pibe que estudia cada vez que sale o entra tiene que mostrar el documento; a veces son demorados por averiguación de antecedentes, y a veces quedan detenidos. Y terminan dejando el estudio o incluso un trabajo", indica en diálogo con este diario.

Los funcionarios del gobierno nacional tienden a identificar la inseguridad como un problema derivado de la instalación de agenda por parte de los medios. “Tenemos las tasas de homicidios por habitantes menores que Brasil, muy por debajo de México, iguales o mejores que Chile o Uruguay. Hay 2.400 homicidios por día. Siempre hubo homicidios”, interpreta un ministro en diálogo con PERFIL.

Es sólo una parte de la realidad. Marcelo Saín, ex jefe de la Policía Aeroportuaria y actual diputado provincial por Nuevo Encuentro, aporta un dato en ese sentido: “Los delitos entre 2003 y 2008 en la Provincia bajaron, y sin embargo la sensación del ciudadano de sentirse inseguro no bajó”.

Un miembro de Procuvin se encontró con que, según el Censo 2001, en una villa importante del Conurbano una parte de la pirámide poblacional había desaparecido por completo. Eran jóvenes que estaban muertos o presos y por eso no aparecían en los registros. Córdoba dijo a PERFIL que hay más presos porque hay una mayor criminalización sobre todo de los sectores vulnerables, que las fuerzas de seguridad detienen con “los mismos indicadores discriminatorios de siempre”. ¿Hay más delitos? Es una pregunta sin respuesta, aunque, a juzgar por lo que entienden especialistas, hay cada vez más y son cada vez más violentos.

lunes, 7 de abril de 2014

Daniel Arroyo en Radio UBA

Daniel Arroyo fue entrevistado el jueves 3 de abril en el programa Apuntes, de Radio UBA, acerca de la situación social: la violencia, los linchamientos, el narcotráfico, entre otros temas.

jueves, 3 de abril de 2014

Daniel Arroyo en Infobae TV

Daniel Arroyo fue entrevistado hoy por Luis Novaresio en Infobae TV, en torno a los hechos de violencia ocurridos en los últimos días y la situación social en la Argentina.

martes, 1 de abril de 2014

Daniel Arroyo en "Mañana Será Otro Día", Radio El Mundo

El pasado 20 de marzo Daniel Arroyo estuvo en diálogo con Enrique Szewach durante el programa "Mañana Será Otro Día", en Radio el Mundo.

"Hoy hay una micro economía en la venta de droga " así se manifestó el ex viceministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en relación a la importancia que ha tomado el narcotráfico para las familias de bajos recursos.



"Lo que queda claro por un lado que la droga se ha transformado en una forma de ingresos en los barrios más humildes simplemente porque les brinda mayores ingresos y un chico que está en hacinamiento y que se endeuda consumiendo droga, se le acerca el delincuente que lo lleva a vender droga para cubrir esa deuda y por supuesto seguir consumiendo droga" explicó Arroyo en diálogo con Enrique Szewach, y agregó que la clave para detener el narcotrafico es que se corte la venta en los barrios y se mejore la situacion de los chicos que estudian y trabajan. "Lo que necesitamos es que el que trabaja y estudia se convierta en el modelo y que le vaya mejor para que todos los jóvenes vean que hay que estudiar y trabajar para que te vaya bien” concluyó el ex viceministro.

Daniel Arroyo en nota sobre seguridad alimentaria.

Seguridad Alimentaria en Jaque
"América Latina: Fábrica de Alimentos y de Pobres"
Por Carlos Boyadjián
Publicado el domingo 30 de marzo de 2014 en el Suplemento iEco de Diario Clarín.

La región se consolida como uno de los grandes productores de alimentos del mundo. Sin embargo, suben los precios de los productos esenciales y aumentan los niveles de pobreza.

A lo largo de 2013, dos millones más de latinoamericanos cayeron en la pobreza extrema, pese a que la región, gran proveedora mundial de alimentos, tuvo un crecimiento económico del 2,6% promedio y su producción de cereales superó los 220 millones de toneladas, casi 9% más que el año anterior. La Comisión Económica para América Latina (Cepal) estima que en América Latina y el Caribe viven 164 millones de pobres, de los cuales 68 millones son indigentes, esto es, personas que no acceden a una canasta básica alimentaria que les provea las calorías necesarias para desarrollar una actividad moderada.

Un informe de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe comparte estas cifras y sostiene que la pobreza en 2013 llegó al 27,8% de la población latinoamericana, con una reducción marginal de 0,3 puntos porcentuales respecto del año anterior. El dato más alarmante, sin embargo, es que “la pobreza extrema observó un aumento de 0,2 puntos porcentuales desde los niveles de 11,3% registrados en 2012”. Así, detrás de estos fríos números hay dos millones más de personas que han caído en la indigencia en América Latina el último año.

“El aumento de la indigencia ha sido causado, en mayor medida, por el incremento del costo de los alimentos por encima de la inflación”, afirma el documento de FAO. En un marco en el que la inflación general a nivel regional fue del 8,6% en 2013, los alimentos registraron una alza promedio del 10,2%, 1,3% más que en 2012. Esto supone un “importante impacto sobre el bienestar de los hogares más pobres de la región, por cuanto son ellos los que destinan una mayor parte de sus ingresos al consumo de alimentos”, destaca el informe.

Los datos de 2014 confirman la tendencia, ya que según la FAO, los alimentos subieron en América Latina 2,2% en el primer bimestre respecto de los valores de diciembre pasado, pero con una leve desaceleración en febrero. Durante la presentación del último informe, el Representante Regional de la FAO, Raúl Benítez, destacó que “febrero fue el primer mes en que la inflación alimentaria se ubicó por debajo de la inflación general desde septiembre de 2013, lo que es una buena señal para los sectores más pobres, quienes gastan una mayor proporción de sus ingresos en la compra de alimentos”.

“Las condiciones de bajo crecimiento económico y de precios de los alimentos relativamente altos provocaron un incremento en el número de pobres extremos en América Latina”, destaca el organismo. La paradoja es que el aumento en el número de indigentes se da en una región que es gran productora y exportadora de alimentos, a tal punto que según la FAO, los países del área tienen un resultado comercial ampliamente superavitario. Entre enero y septiembre del año pasado, América Latina alcanzó un saldo positivo en su balanza comercial alimentaria de US$108.000 millones, liderado por Argentina y Brasil.

Pese a este cuadro, la FAO es optimista y considera que en 2014 la región se encamina hacia un incremento del 8,8% en la producción de cereales respecto de la campaña anterior. Además, destaca que los países de la región han adoptado la seguridad alimentaria y nutricional como una prioridad en la agenda regional, una forma de “garantizar el acceso a los alimentos”.

Granero del mundo Argentina, por cierto, no escapa a esta coyuntura regional. Si bien produce alimentos para 400 millones de personas, diez veces la población del país, según enfatizó la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner al inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso, el último relevamiento del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (2013) contabiliza en el territorio nacional más de 10 millones de personas en situación de pobreza (25% del total) y 500 mil hogares (unos 2 millones de personas) viviendo en condiciones de indigencia. En contraste, en octubre de 2013 y con una metodología cuestionada, el Indec reveló que la pobreza afectaba al 4,7% de la población (1,2 millones) y la indigencia, a sólo el 1,4% (367 mil personas).

Pero el punto central es el impacto negativo que tiene la inflación de los alimentos en la cantidad de pobres e indigentes. Según datos oficiales, relevados en el nuevo IPCNu, en febrero el nivel general de precios se incrementó 3,4% (estimaciones privadas dan por encima de 4,2%), con un fuerte aumento en alimentos y bebidas (4%) y un acumulado en el primer bimestre del año del 7,4%. Proyecciones privadas hablan de una inflación anual en alimentos entre 32% y 40%.

“En los últimos dos años empeoró claramente la situación social”, asegura Daniel Arroyo, ex viceministro de Desarrollo Social de la Nación. El experto describe una coyuntura caracterizada por “inflación en alimentos a pesar del programa Precios Cuidados y la aparición de segundas y hasta terceras marcas en el Conurbano”, y recuerda que los pobres gastan el 80% de sus ingresos en alimentos y transporte.

Arroyo reconoce el esfuerzo del Estado por garantizar la seguridad alimentaria (acceso a los alimentos) y el presupuesto que se destina a este fin, pero advierte que con inflación, bajo crecimiento como se espera este año y con menos changas para los sectores pobres, “la situación social va a empeorar”. Además, hay restricciones presupuestarias y un deterioro de la calidad alimentaria en los sectores populares porque “la inflación está afectando a los planes estatales de asistencia”, señala el experto.

El economista Julio Gambina, miembro fundador del Foro Social Mundial y referente de ATTAC Argentina, sostiene que “además de la seguridad alimentaria, hay que abordar el tema de la soberanía alimentaria, porque por ejemplo, en el Mercosur la gran producción sojera y sus derivados está destinada a la exportación, no es para alimentar a la población interna”.

sábado, 22 de marzo de 2014

Daniel Arroyo en Radio La Red

El miércoles 19 de marzo Daniel Arroyo fue entrevistado por Luis Majul en Radio La Red, con motivo de la nota publicada en Diario Clarín: "El pibe que vende droga, nuevo sujeto social".